[powr-countdown-timer id="69a9a223_1647839441"]

Logo Claretianos

Últimas Noticias

LA CONVIVENCIA Y EXPRESIÓN DE LA FE, ES ÚNICA E IRREPETIBLE EN CADA CREYENTE

Publicado Diciembre 04, 2021

Por Est. Nicolás Nava Pochoteco

En el caminar de nuestra vida pasamos por problemáticas que como seres humanos llegamos a decir: Ya no puedo más. ¡No lo soporto! ¿Por qué Dios permite esto? Pero casi siempre hay una salida, un camino, incluso una esperanza.

Tal es en el caso de las personas que apelamos a una forma de mostrar y expresar nuestras creencias por medio de la fe que de la familia hemos aprendido y seguimos practicado. Ya que la fe se plasma en cada día que vivimos y en nuestro actuar único e irrepetible.

Nuestras experiencias sobre Dios son distintas pese a que vengamos del mismo contexto social o independientemente que creamos en los mismos santos intermediarios nuestros ante el Padre que se nos presenta, visibiliza en los otros como imagen de Jesús hijo de Dios y en María nuestra madre con su especial relevancia congregacional.

Porque todos tenemos fechas especiales y fe en santos específicos. Si bien configuramos nuestra creencia-fe de familia, aprendiendo a no criticarla o pretender abandonarla. Antes bien, reforzarla académica y experiencialmente cada día.

He hecho alusión a lo anterior, para poder hablar propiamente de la experiencia que asumen y viven los feligreses-creyentes en san Judas Tadeo. A raíz de ello me atrevo a decir que no siempre se necesitan grandes ofrendas, ramos de flores u otras cosas, ya que lo que importa es la apertura, disponibilidad y también la fe misma que nos mueve a un acercamiento constante a él. Pero, no solo es estar presente frente a san Judas Tadeo, también es percibir, donde el sacramental del agua bendita toma crucial relevancia, a veces, sobre algunas celebraciones litúrgicas.

Por eso, con frases como: Échele más agua, Padre. Le falta aquí. Échele a él para que se porte bien. Aunado todo esto a sentimientos y lágrimas; a voces quebradas o de alegría de otros como: Padre, cuelgue este “milagrito” de mi bebe porque nació bien y sano. Con todo esto, tomamos más conciencia de que la fe no se expresa con palabras o discursos vacíos, sino que se vive.

Por lo cual, experiencias, convivencias y atenciones de servicio a la feligresía como la aspersión del agua bendita, nos motivan a seguir adelante y nos invitan a continuar formándonos, para, llegado el momento podamos brindar no solo un buen servicio, sino un buen acompañamiento en lo posible y no una discriminación de las manifestaciones religiosas de los creyentes. Y a confirmar que son formas muy concretas de expresión de fe en Dios Padre por medio de Jesús y san Judas Tadeo de los asistentes al templo de san Hipólito.

Visto 1318 veces

Cumpleaños

ORDENACIÓN

ANIV. PROFESIÓN

Aniversarios

Necrologio

Diario Bíblico

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador